Consejos para proteger tu piel, de la exposición Solar.

El Lupus es una enfermedad autoinmune crónica que puede afectar diversas partes del cuerpo. Una de las recomendaciones más importantes para los pacientes con lupus es protegerse del sol, ya que la exposición a los rayos ultravioleta (UV) puede desencadenar brotes y agravar los síntomas de la enfermedad. A continuación, te presentamos una guía detallada sobre las medidas de seguridad que debes seguir para protegerte del sol si tienes lupus.

Usa protector solar diario.

El uso de protector solar es esencial para cualquier persona con lupus. Opta por un protector solar de amplio espectro que proteja contra los rayos UVA y UVB, con un factor de protección solar (FPS) de al menos 30. Asegúrate de aplicarlo generosamente en todas las áreas expuestas de la piel, incluso en días nublados y durante el invierno. Reaplica el protector solar cada dos horas y después de nadar o sudar.

Viste ropa protectora.

La ropa adecuada puede proporcionar una barrera adicional contra los dañinos rayos del sol. Usa prendas de manga larga, pantalones largos y un sombrero de ala ancha para proteger tu rostro, cuello y orejas. Existen prendas especialmente diseñadas con telas que ofrecen protección UV, lo cual puede ser una excelente opción para los pacientes con lupus.

Busca sombra.

Evita exponerte al sol directo, especialmente durante las horas pico de radiación UV, que suelen ser entre las 10 a.m. y las 4 p.m. Siempre que sea posible, busca sombra bajo árboles, sombrillas o toldos. Si tienes que estar al aire libre, planifica tus actividades para temprano en la mañana o al final de la tarde.

Usa gafas de sol.

Protege tus ojos con gafas de sol que bloqueen el 100% de los rayos UVA y UVB. Esto no solo protegerá tus ojos de daños, sino que también ayudará a prevenir la aparición de erupciones cutáneas alrededor de los ojos, una zona sensible para muchos pacientes con lupus.

Evita la Lampara de bronceado.

Las lámparas de bronceado y las camas de bronceado emiten rayos UV que pueden ser tan dañinos como la exposición al sol. Evita completamente el uso de estos dispositivos para prevenir brotes de lupus y otros daños a la piel.

Mantén tu piel hidratada

La piel hidratada es más resistente a los daños solares. Usa cremas hidratantes adecuadas para tu tipo de piel y con ingredientes que no irriten. Algunas cremas hidratantes también contienen protección solar, lo cual puede ser beneficioso.

Consulta a tu médico.

Habla con tu médico sobre cualquier preocupación que tengas respecto a la protección solar. Tu médico puede recomendarte productos específicos y medidas adicionales basadas en tu condición particular y la severidad de tu lupus. Además, es importante seguir cualquier otra indicación o tratamiento que te hayan prescrito.

Protegerse del sol es una parte crucial del manejo del lupus. Siguiendo estas medidas de seguridad, puedes reducir significativamente el riesgo de brotes y disfrutar de tus actividades al aire libre de manera segura. Recuerda que la prevención es la mejor herramienta para mantener tu salud bajo control. ¡Cuídate y mantente protegido!

Puedes realizar una consulta a nuestro profesional de la salud.

Somos Alivia, Trabajamos por una Vida más allá de la Enfermedad.

#AliviaContigo.

Permiso de Publicidad COFEPRIS: 233300201A2080